Los mejores consejos para hacer ejercicio en el parque o en la calle

Entrenar al aire libre puede ser una excelente manera de mejorar tu salud física y mental, así como de disfrutar de un entorno más natural durante los entrenamientos.

Si quieres iniciar un estilo de vida más saludable y tienes la oportunidad de hacer ejercicio en la calle o el parque, los siguientes consejos son la mejor opción para que aproveches al máximo esta actividad.

Mejores consejos para entrenar al aire libre

A la hora de entrenar, es importante hacerlo bien, por lo que necesitas seguir diferentes consejos para entrenar al aire libre. Estos consejos te aseguran una práctica más efectiva y un mejor rendimiento.

ejercitar en el parque

Nunca entrenes al mediodía

Evita entrenar al aire libre durante las horas de mayor calor en el día, en especial entre las 12 p.m. y las 4 p.m. Durante este tiempo, el sol puede ser más fuerte y hasta ser más peligroso para tu salud si no tomas las medidas necesarias.

Lo mejor es tratar de planificar tu entrenamiento en las primeras horas de la mañana o al terminar del día, ya que son momentos donde las temperaturas son más frescas.

Proteger la piel de los rayos UV

Cuando entrenas al aire libre, debes proteger tu piel del sol. Una buena protección te ayudará a evitar quemaduras solares y otros daños a largo plazo.

En el mercado encuentras muchas soluciones, puedes utilizar un protector solar con un SPF adecuado para tu tipo de piel y aplícalo con regularidad. También es recomendado usar ropa con protección solar incorporada, incluso colocarte gorras para proteger tu rostro del sol.

Mantén una buena hidratación

Es fácil deshidratarse cuando entrenas al aire libre, principalmente en los climas cálidos.

La deshidratación es un problema que afecta tu salud y rendimiento durante los entrenamientos. Debes asegurarte de tomar suficientes líquidos antes, durante y después de tu entrenamiento.

Lo mejor es beber agua y bebidas deportivas que repongan los electrolitos perdidos durante el sudor.

Varía el entrenamiento

Es importante variar los ejercicios al aire libre para evitar el aburrimiento y el estancamiento en tu progreso físico.

Incorpora diferentes tipos de ejercicios, repartidos a lo largo de la semana, como carreras, caminatas, entrenamiento de fuerza y yoga. También puedes explorar diferentes áreas al aire libre para disfrutar de nuevos paisajes mientras entrenas.

Ten en cuenta siempre las temperaturas

Es importante considerar las temperaturas y las horas del día cuando entrenas en el parque o en la calle.

Trata de planificar tu entrenamiento durante las horas más frescas del día, para evitar el fuerte sol, y evita entrenar en condiciones extremas, como temperaturas extremadamente frías o calientes, esto afectará tu bienestar y rendimiento.

También es importante prestar atención a los signos de agotamiento por calor, como mareos, fatiga y sudoración excesiva. En este caso, toma agua y descansa en la sombra.

Utiliza gorra y gafas de sol

Además de proteger tu piel del sol, también es necesario proteger tus ojos y cabeza de los rayos UV. Lo mejor es usar una gorra para proteger tu cabeza del sol y unas gafas de sol para proteger los ojos de los rayos del sol.

Viste de forma deportiva

Es importante usar vestimenta cómoda y adecuada para tu entrenamiento al aire libre. La ropa deportiva es la indicada en este caso, ya que cuentas con telas transpirables que absorban el sudor, manteniendo el cuerpo fresco durante el entrenamiento.

También debes usar zapatos adecuados para el tipo de entrenamiento que estás haciendo, de esta manera lograrás un mayor rendimiento.

Recuerda siempre tener en cuenta el tipo de clima del lugar donde vayas a entrenar, así como la época del año, para que uses ropa deportiva adecuada que te proteja, sea cómoda y adecuada para el entrenamiento.

¿Cuáles son los beneficios de entrenar en el parque o en la calle?

Entrenar al aire libre ofrece diversos beneficios que favorecen tu salud física y mental, permitiendo que disfrutes de una mayor calidad de vida. Entre los beneficios más destacados, se encuentran los siguientes.

Mayor exposición a la vitamina D

Cuando entrenas al aire libre, obtienes una mayor exposición a la luz solar natural, lo que puede aumentar tus niveles de vitamina D.

Recuerda que la vitamina D es fundamental para la salud ósea y es capaz de mejorar la función inmunológica, incluso de reducir el riesgo de ciertas enfermedades crónicas.

Aumento del bienestar mental

El entrenamiento al aire libre puede tener un impacto positivo en la salud mental. Al pasar tiempo en la naturaleza, es posible reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y la concentración.

entrenamiento al aire libre

Hasta aumentarás los niveles de energía y la felicidad, lo cual beneficiará tus actividades diarias.

Ahorro de dinero

Entrenar al aire libre puede ser una forma económica de hacer ejercicio. Existen diversos parques de gimnasio y zonas en las que puedes entrenar o correr.

Aumento de la motivación

El entrenamiento al aire libre puede ser una fuente de motivación y energía. El empezar o terminar el día con la naturaleza y el aire fresco, te ayudará a inspirarte y motivarte.

Al seguir los consejos adecuados, puedes aprovechar al máximo tu experiencia de entrenamiento en el parque o en la calle. Además, los diferentes beneficios de entrenar al aire libre son de mucha utilidad para que puedas disfrutar de una vida más agradable y activa.