mesa-de-madera-llena-de-verduras-y-hortalizas

Cómo acostumbrarte a comer más sano

Para algunas personas, comer sano o tener una dieta balanceada no siempre les resulta del todo fácil, en contraste con otras que lo disfrutan y lo convierten en su estilo de vida.

Consejos que te ayudarán a comer mucho más sano

La clave para comenzar y acostumbrarse a comer sano, tener una dieta balanceada, pero sobre todo disfrutar y percibir sus beneficios, consiste justamente en hacerlo de manera dinámica y divertida, para evitar caer en el aburrimiento que para muchos puede suponer el comer sano.

Si estás comenzando o te encuentras considerando la idea de fijarte la meta de cuidar tu salud y mantener una dieta saludable a lo largo de los próximos meses, es recomendable que acudas a un especialista, quien además de guiarte, podrá darte consejos para evitar que te aburra

Este propondrá diversas opciones de menús que puedes cambiar mensual o trimestralmente.

Tanto el cuerpo como el cerebro están conectados, razón por la cual se ha determinado que, en cierto momento de la dieta, ambos te pedirán comida no saludable; ya que es un poco complicado desechar del todo los malos hábitos alimenticios que pudieras tener.
tablier de cuisine personnalise pas cher

Sin embargo, lo que sí se puede hacer y está determinado en todas las dietas, es el equilibrio calórico, de nutrientes y vitaminas que ingerimos diariamente a través de los alimentos.

Una vez los alimentos estén en perfecto equilibro, acostumbraremos a nuestro cuerpo y a nuestra mente a poder sobrellevar una dieta más saludable.

Todo es posible, tu esfuerzo valdrá la pena

  • Estudios han demostrado que los cambios alimenticios son posibles, pero todo está en la dedicación que se le coloque a la dieta, y aunque la palabra dieta asuste, no significa que debas perder peso por solo estar en una, existen dietas para aumentar de peso y adelgazar, e incluso para mantener un peso ideal y saludable.
  • Estos estudios de dieta han demostrado que si se le orienta al cerebro y al cuerpo poco a poco, de manera responsable y segura, ambos serán capaces de asimilarla y lograrán acostumbrarse a ella.
  • De igual forma, nuestro organismo demandará grasas no sanas, pero un buen equilibro de lo que se consume no altera ningún estado de la dieta saludable.

Las grasas saludables son tu mejor opción

  • El aceite en muchas personas es primordial, motivo por el cual es recomendable que apuestes por el aceite de oliva para aderezar ensaladas y cocinar.
  • Los aceites tienden a ser lo más difícil de controlar en las dietas, ya que están muy presentes en el día de las personas que tienen la iniciativa de comenzar una dieta saludable.
  • Afortunadamente, es posible sustituirlos por alimentos que contienen grasas saludables como el aguacate, el pescado o los frutos secos.

Preparar la comida mucho antes te ayudará

  • Aunque pueda parecer un poco extraño, la idea de realizar las comida con anticipación consiste en demostrar las diferentes opciones saludables que se tiene teniendo poco tiempo y pocos alimentos.
  • Es decir, preparando las comidas mucho antes, por ejemplo un domingo dedicado solo a cocinar todo lo de la semana, vas a controlar las porciones y ahorrar tiempo.
  • Diseña tu propia comida, crea y diviértete mientras preparas cada plato, prueba y no te excedas con la sal.
  • Es recomendable también que prepares platos extras y los pongas a congelar, ya que supone una forma saludable de decir al cerebro que ya tienes comida saludable guardada y a mano y no necesitas de una fritura o comida con excesos de grasa.

Prepara platos exquisitos y saludables que se coman con la vista

  • No siempre lo que debe comerse para llevar una dieta saludable se ve bien, ya que el ojo está acostumbrado a que lo grasoso sea lo más placentero no sólo para el ojo y el cerebro, sino también para el cuerpo.
  • Sin embargo, eso no es realmente cierto, tú tienes la potestad de comer sano y que tus comidas se vean atractivas y sobre todo, que tengan buen sabor.
  • Si quieres que tus comidas tengan todo esto, tómate el tiempo para conocer tus gustos y cocinar de una forma divertida, pero saludable.
  • Date algún gusto una vez a la semana de forma equilibrada, una copa de vino jamás está demás, siéntate a la mesa y disfruta de una buena compañía, comparte y ten un día o una noche especial.

Comida chatarra hecha en casa

  • La comida chatarra suele ser lo más perjudicial en todos los sentidos, especialmente al estar tratando de comer sano, por lo que incluso si ya llevas tiempo y tu estómago está acostumbrado a recibir comida saludable, una vez que consumas esas grasas dañinas, podrías terminar pasando una noche en el hospital.
  • Pero todo tiene solución, es por eso que te aconsejamos hacer tu propia comida chatarra en casa, así no tendrás que privarte de ese delicioso gusto pero podrás disfrutarlo de forma mucho más saludable.

Que el postre no te intimide

  • Hoy en día puedes conseguir postres muy saludables, así que eso de no comer helados o tartas al intentar comer más sano ha quedado en el pasado.
  • Incluso puedes consumir unos no tan sanos y darte ese gusto; según estudios, al negar el postre, el cerebro lo deseará más y cada día será más difícil, por lo que podrías terminar comiéndolo en exceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *