Por qué la ortodoncia invisible es la mejor opción

Para aquellas personas que quieren lucir una sonrisa más bonita, la ortodoncia invisible se presenta como la alternativa más acertada, dado que se encuentra entre los métodos más novedosos que existen en cuanto a corrección dental.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Igualmente conocida con Invisalign, la ortodoncia invisible consisten en un tipo de tratamiento dental sumamente eficaz, el cual se caracteriza por reemplazar los clásicos arcos metálicos con alineadores completamente transparentes, los cuales se encargan de alinear los dientes de forma gradual.

Así, supone el uso de una serie de férulas transparentes, popularmente conocidas como alineadores, que es posible remover y que se encuentran fabricadas de forma individual para ajustarse a cada paciente.

Dichos alineadores tienen que ser reemplazados cada 2 semanas, para que poco a poco puedan ir moviendo las piezas dentales hasta lograr que lleguen al lugar ideal.

Motivos por los que la ortodoncia invisible supone la mejor opción

Existen ciertas razones por las cuales la ortodoncia Invisalign se trata de una gran alternativa, como por ejemplo, el hecho de que es un tratamiento indoloro, el cual logra al mismo tiempo ajustarse a las diversas actividades que cada persona deba realizar a lo largo del día, debido a que es removible.

En cualquier caso y para conocer por qué la ortodoncia invisible es la mejor opción, a continuación se presentan algunos motivos:

Permite apreciar el resultado antes del inicio del tratamiento

Debido al empleo de tecnología 3D, los pacientes tienen la posibilidad de saber cuál será el resultado final que conseguirán a través del uso de la ortodoncia invisible, lo cual resulta esencial para motivarse a escoger este tipo de tratamiento.

No generan dolor

La ortodoncia Invisalign logra adaptarse por completo a la dentadura de cada paciente, independientemente de los problemas que desee corregir, razón por la cual no suele generar ningún tipo de dolor a lo largo de todo el tratamiento.

Es posible utilizarla en todo momento

Al apostar por la ortodoncia invisible los pacientes no tienen que preocuparse por poder llevar los alineadores al efectuar sus diversas actividades diarias, y es que al ser removibles existe la posibilidad de quitárselos al momento de para comer, beber, cepillarse los dientes, etc., además, su uso no afecta de ninguna manera a la hora de hablar.

Es imperceptible

Al tratarse de alineadores invisibles, o transparentes, este tipo de ortodoncia suele pasar totalmente desapercibida para otras personas, por lo que nadie sabrá que los tienes puestos.

Permite prevenir problemas dentales

Esta clase de ortodoncia permite que los pacientes no tengan que preocuparse a causa de ciertos problemas dentales, por ejemplo, el desgaste de los dientes o la acumulación de placa, e incluso son muy acertados para combatir y prevenir el desarrollo de las caries.

Ayuda a conseguir una mejor sonrisa

Se suele decir que la sonrisa se trata de la principal tarjeta de presentación que tiene cualquier persona.

Pues bien, gracias a la ortodoncia invisible existe la oportunidad de conseguir una sonrisa mejor y más atractiva, la cual permite que los pacientes tengan más confianza en sí mismos, y en consecuencia, que sus relaciones sociales puedan mejorar considerablemente.

Ayuda a aumentar la autoestima

Gracias a Invisalign, las personas pueden lograr mejorar en gran medida su autoestima, debido a que al verse más rejuvenecido, teniendo una sonrisa mucho más bonita, podrán sentirse más seguras frente a otras personas.

Tiene un precio accesible

Muchas personas no suelen animarse a usar la ortodoncia invisible al considerar que se trata de un tratamiento muy caro, sin embargo, lo cierto es que su precio no resulta demasiado elevado en comparación con la ortodoncia tradicional; de modo que se podría decir que es una alternativa eficaz y asequible.

Optimiza la higiene oral

Indudablemente, otro motivo por el cual la ortodoncia invisible es la mejor opción consiste en que, al ser removible, permite que los pacientes puedan mejorar considerablemente su higiene bucal, y es que tras cada comida tendrán la oportunidad de cepillarse sin ningún inconveniente y eliminar todos los restos de alimentos que pudieran quedar, los cual suele ser más complicado con la ortodoncia tradicional.

¿Qué beneficios tiene la ortodoncia Invisalign?

La ortodoncia invisible cuenta con numerosos beneficios que conviene considerar al momento de escoger entre este u otro tipo de tratamiento dental, ya que entre los más destacados se incluye, por ejemplo, el hecho de que el tiempo requerido para que los pacientes puedan adaptarse al uso de los alineadores suele ser más corto (4-5 días) del que requieren al utilizar brackets metálicos.

Esto se debe en cierta forma a que los alineadores ejercen menos fuerza que los brackets tradicionales sobre las piezas dentales.

Asimismo, a pesar de que este tipo de ortodoncia exige que los pacientes usen los alineadores por lo menos durante 22 horas diarias, el tener la posibilidad de removerlos siempre que sea necesario también supone un gran beneficio; de modo que se pueden retirar sin problemas, por ejemplo, al acudir a eventos importantes, al momento de cepillar los dientes, al comer, etc.

Además, su uso no genera ninguna de las lesiones que habitualmente suelen causar los brackets metálicos alrededor de la boca, ya que los alineadores no tienen roce con la piel.

Igualmente, gracias tanto a su material de fabricación como a su modo de usar, Invisalign se presenta como una gran alternativa por la discreción que ofrece, motivo por el cual tampoco representa un inconveniente a nivel estético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *